CÓMO APLICAR UN SERUM EN 4 SENCILLOS PASOS

CÓMO APLICAR UN SERUM EN 4 SENCILLOS PASOS

Sabemos que cuando te compras un producto nuevo empiezas a utilizarlo con muchísima ilusión, pero muchas veces no sabes cuándo y cómo ponértelo.

Los prospectos que acompañan al producto suelen ayudar a resolver tu dudas pero al cabo del tiempo podemos olvidar los pasos esenciales que tenemos que realizar para una mayor efectividad.

Por eso, hemos creado esta lista de 4 sencillos pasos que los podrás aplicar con los serum diarios.

PASO 1: LIMPIAR Y DESMAQUILLAR

Aunque no lo creas, el hecho de lavarte el rostro por la mañana cuando te despiertas y por la noche antes de dormir, ayuda a eliminar los restos de suciedad que están contribuyendo a un mal estado de tu piel.

Lavándote la cara ayudas al rostro a descansar los poros, incrementando la luminosidad de la piel.

Para ello, es importante hacerlo con agua y jabón y secarte el rostro después con una toalla de forma suave para no irritar la piel.

La mejor forma es hacerlo con agua templada, ya que el agua muy fría puede secar la piel y el agua muy caliente irritarla.

Una vez realizado este ritual de limpieza imprescindible, lo mejor es esperar 15 minutos para aplicar tu producto cosmético. De esta manera evitarás una posible irritación de tu piel porque (recuerda) los poros se encuentran muy abiertos en ese momento.

PASO 2: DOS VECES AL DÍA

En cualquier tratamiento es muy importante que la piel sea tratada dos veces al día, ya que su efectividad será mucho mayor que si únicamente lo aplicamos una vez.

Aunque la mayoría de las veces solemos tener un tratamiento que incluye una crema de día y otra de noche, hay productos cosméticos que no están clasificados en crema de día- crema de noche, por lo que si éste es nuestro caso deberemos aplicarlo tanto por el día como por la noche.

El truco está en el número 2. Siempre dos veces y siempre en segundo lugar (después de lavar el rostro).

PASO 3: POCA CANTIDAD

Es muy importante que vigiles la cantidad de serum que aplicas en tu rostro, ya que no por poner mayor cantidad vas a notar más efectos.

Al contrario, lo único que vas a conseguir es desperdiciar producto.

La piel sólo es capaz de absorber cierta cantidad de producto, por lo que todo el exceso que le apliques no servirá para nada.

Todos los expertos en dermatología coinciden con que el tamaño aproximado perfecto aplicable es de 2 o 3 gotas.

Recuerda de una de las principales propiedades de los serum es que la concentración de los ingredientes es muy intensa, por lo que la efectividad está asegurada!

PASO 4: PERSEVERANCIA

Todos lo sabemos. Nos compramos un producto nuevo, lo utilizamos durante unos días y luego nos olvidamos de él. Creemos que no nos hace el efecto suficiente.

Nuestro estilo de vida es tan rápido que queremos que todo funcione de la misma manera. Queremos un efecto YA.

Los serum pueden ayudar, sí, pero no son magicos.

Es muy importante que seas constante con el tratamiento y que, aunque no notes los efectos deseados en 48h, no significa que no estén haciendo nada sobre tu piel.

De hecho, los serum tienen efecto acumulativo, a mayor duración del tratamiento, mayores serán los efectos  a largo plazo.

Asi que por favor, sé paciente y constante y estamos seguros de que verás los resultados cuando menos te lo esperes.

Créeme, merecerá la pena!

Escrito el  29 Abr 2020 13:06  -  Enlace permanente

Comentarios

Ningún comentario.

Escribe un comentario

Agradecemos sus comentarios. Su opinión nos interesa mucho.
El nombre y el email son obligatorios. El email no será públicado.
Comentario
Nombre *
Email *
Sitio Web