Cosmética natural sostenible

¿Comó impacta el sector Cosmético en el medio-ambiente? 

Pensemos un momento en la rutina diaria. Antes de salir de casa, nos hemos duchado "gel, champu", hidratado "cremas, serum's", perfumado y/o maquillado "labios, ojos, colorete". De igual forma, cuando regresamos a casa, nos lavamos "jabón", demaquillamos y mimamos con cremas que hagan descansar la piel, serum's antiedad... ¿Cuántos productos cosméticos usamos cada día?

Según datos de la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (Stanpa), cada habitante utiliza una media de 7 productos diarios y si lo multiplicamos por 47 millones de habitantes "en España", podemos hacernos una idea de la gran cantidad de cosméticos que consumimos cada año, y es que la cosmética forma parte de nuestra vida casi desde que nacemos.

Además, por lo general, los productos de belleza buscan ser atractivos a la vista, de hecho, para muchos fabricantes la presentación es casi más importante que los ingredientes que los componen. Estas presentaciones también provocan grandes niveles de contaminación. 

Por tanto, podemos concluir, que la industria cosmética tiene un enorme peso en el impacto ambiental.


Factores contaminantes de la industria cosmética

¿Has oído hablar de parabenos, siliconas o sulfatos? Seguramente sí. Hoy en día, existen más 12.000 ingredientes cosméticos, de los cuales, solo de 2.400 conocemos su impacto en la salud y medio ambiente. De estos últimos, 1.200 son tóxicos, es decir, uno de cada dos ingredientes estudiados es tóxico, según la OMS. 

Por ejemplo los parabenos, además de ser perjudiciales para nuestra salud, también lo son para el medio ambiente. Los últimos estudios realizados demuestran su presencia en el mar y el correspondiente daño que estos químicos causan en los ecosistemas marinos. También las siliconas, utilizadas en muchos productos faciales y capilares, además de no permitir que el poro respire y nos resulte dañino, tienen una alta toxicidad con el medio acuático.

Además, muchos productos cosméticos contienen polímeros plásticos que no son biodegradables, permaneciendo en el medio ambiente. Es el caso de la gran mayoria de los productos exfoliantes o de las pastas de dientes, cuyo granulado son en realidad microplásticos, diminutos fragmentos de polietileno que terminan en el mar.

Otro aspecto relacionado directamente con la contaminación es el packaging de los productos cosméticos. El plástico, al ser barato y fácil de transportar, es el material preferido para su envasado, sin embargo, su durabilidad hace que sea uno de los mayores enemigos de la salud del planeta.


Nosotros apostamos por la Cosmética natural sostenible

La definición de cosmética “natural” se utiliza cuando está compuesta por un 90% de materias primas naturales de origen vegetal y animal (leche, cera, miel…), siendo la cantidad de sustancias químicas o sinteticas inferior al 10% de la composición final

Se designa “sostenible” a los productos que incorporan iniciativas respetuosas tanto con el consumidor como con el entorno durante los procedimientos de fabricación para minimizar su huella medio ambiental:

Nuestros procesos de producción garantizan la reducción de las emisiones de sustancias perjudiciales y contaminantes.

La composición de nuestros productos NO incorpora ningún componente químico ni sustancia nociva.

Los ingredientes se han obtenido respetando los ciclos naturales de producción, sin dañar el medio ambiente.

Los ingredientes 100% naturales mantienen su composición genética natural garantizando que las propiedades no se han alterado.

Nuestros productos se envasan en frascos de vidrio reciclable.